Make your own free website on Tripod.com

Liberar a Sihera

Una vez conocido el paradero del anciano Sihera (el abuelo de Kazuya Hwon), nuestros personajes deciden que será más conveniente liberar al anciano que perseguir a los dos monstruos que según los emisarios están viajando hacia China.
Mientras se acercan a la aldea, se enfrentan con los guardias de Wheng Thou: la grulla bicéfala que ha capturado al vejete. Son grullas humanoides con un acerado pico y un terrible dominio del estilo de la grulla de dos cabezas. Cuando las grullas se encuentran en inferioridad huyen volando; a pesar de su victoria los heroes han sido heridos de diversa consideración. Gracias a la misteriosa raíz de Tringsen curan la mayor parte de sus heridas, pero Takeo se rompió la pierna por lo que deben acercarse a una aldea cercana donde reciben ayuda de un viejo animista. A cambio de las curaciones, sólo piden que liberen a los niños que han sido capturados por la grulla bicéfala, los PJs aceptan y dos jo venes les guían hasta la base del Kirima Thansa, con grandes dificultades los PJs ascienden pero son descubiertos y capturados y llevados ante la grulla de dos cabezas, allí todos en silencio presas de un temor irracional ven como Takeo desafía a la grulla, y recibe un duro castigo eléctrico, la grulla es una poderosa hechicera con un escaso sentido del honor. Por su parte Mao Chan decide hacer la pelota como bailarín, para permanecer en la corte y no bajar a la mina, y así ayudar a sus amigos: la única forma de escapar es el sonido de la campana Nagore.